Bienvenida:

Gracias por acceder a este Blog, sean bienvenidos a hacer. Se permite la utilización de la información aquí contenida, citando siempre la fuente.

martes, 30 de noviembre de 2010

RELACIÓN DE LA ACCIÓN COMUNITARIA CON LA GERENCIA EDUCATIVA:

Autor: Prof. Luís Mezones Medina

Contenido:
- Relación de la Acción Comunitaria en la Gerencia Educativa.
- La Organización Escolar.
- Funciones y Tareas del Director.
- Acción Comunitaria del Gerente Escolar.


INTRODUCCIÓN:

Antes de la idea del Estado Docente, postulada por el Dr. Luís Beltrán Prieto Figueroa, el Estado tenía la responsabilidad de proveer los recursos necesarios para el funcionamiento de los planteles educativos, vale recordar los Decretos de Instrucción Pública Gratuita del año 1870, el del General Antonio Guzmán Blanco como Presidente de Venezuela en junio y seis meses antes el de Juan Bautista Dalla Costa (hijo), Presidente del Estado de Guayana; ligado a todos estos acontecimientos y a los posteriores, se encentran las figuras del plantel como semillero del conocimiento y de la ciudadanía, bajo la regencia del Director como cabeza de la institución, en ejercicio del gobierno de la organización.
En nuestros días parece impensable una escuela que no esté bajo la supervisión del Ministerio del Poder Popular para la Educación, ente centralizado del cual emanan las políticas educativas, y que ejerce la supervisión en el funcionamiento de los planteles oficiales de distintas dependencias así como los privados, las instituciones educativas dependientes del citado ministerio, son controladas por el mismo, siendo sufragado sus gastos y designándosele su personal.
Ante tal panorama, se procede a un análisis teórico de tipo documental con respecto a la figura del Director como Gerente Escolar, el perfil que debe poseer éste funcionario y las potencialidades de la Acción Comunitaria para la optimización en el desempeño gerencial del Director del plantel como gobierno de la escuela, representante del Ministerio ante la comunidad y portavoz de ésta última ante el primero. Como producto de esta revisión documental, se espera seguir desarrollando la investigación con perspectiva hacia la investigación de campo.




RELACIÓN DE LA ACCIÓN COMUNITARIA CON LA GERENCIA EDUCATIVA:



La Escuela es una institución muy importante dentro de la sociedad, en unión a la familia, tiene el imperioso deber social y cultural de educar mediante procesos de instrucción sistematizados; la Escuela ofrece sus servicios en condiciones de gratuidad y obligatoriedad que sólo pueden funcionar bajo el control, permiso y supervisión directa o indirecta del Estado. Varios son los factores estructurales que inciden en que el Estado regule la Educación, entre ellos están la norma jurídica, la costumbre sociocultural y las situaciones administrativas estructurales y situacionales que vayan generándose; por ello se inicia el análisis conceptual a través del estudio de las instituciones escolares como organizaciones:

La Organización Escolar:



Para poder tratar el tema relativo a la Organización Escolar, es necesario definir en primer momento lo que es una Organización, siendo definida esta como un “concepto fundamental y esencial de la administración que conjuntamente con la dirección, determina y caracteriza a esa categoría” (DLAE-UCV, 2004; Pp. 2.361), la Organización viene dada como el establecimiento de niveles de autoridad y responsabilidades, así como la manera en cómo se van a desarrollar las actividades, los deberes, las obligaciones y a quién corresponde las atribuciones, esto en estrecha relación con los fines, propósitos y funciones de tal institución.
La Organización Escolar, viene definida como el “régimen de la enseñanza, tanto en su aspecto externo, como es el caso del funcionamiento administrativo de la misma, como en el aspecto interno, relacionado con la estructuración, programas y planes de estudio” (DLAE-UCV, 2004); de esta manera tenemos que, Organización Escolar es un término que puede ser utilizado tanto para la concepción administrativa de la institución académica (que es la concepción que nos ocupa), como en la faceta inherente al aspecto curricular, directamente relacionado con el área docente propiamente dicha y con menor relación para con el área de la gestión y gerencia.
La institución educativa muestra su principal función de acción social en la escuela, siendo definida por López Ordóñez, Reinaldo (2010), como “es la institución encargada por el Estado Moderno de socializar en un sentido general; es decir, de formar al individuo en su carácter de miembro de la sociedad” (Pp. 17), con ello se refiere el autor a la razón por la cual tiene tanta importancia al hecho educativo dentro de la sociedad, pues la escuela es el espacio de interacción social en donde se desarrollan las principales habilidades y destrezas que debe poseer el ciudadano en los tiempos modernos, además de la formación teórica de los conocimientos necesarios para vivir en sociedad.
Continúa López Ordóñez, R. (2010) indicando que “la escuela o plantel es la unidad operativa más importante del sistema educativo, donde se cumple con el proceso de enseñanza-aprendizaje.” (Pp. 17), se aprecia una definición de la escuela, en donde se hace énfasis en la escuela como célula fundamental del sistema educativo venezolano, como unidad técnica donde se implementan los programas escolares y políticas educativas.
La organización escolar está sometida a exigencias cada vez mayores por parte del medio social, éstas exigencias se enfocan en las perspectivas de la educación comprometida con el sentido de calidad y pertenencia del modelo educativo, que deberá ser estimulado dándosele énfasis en los avances científicos y tecnológicos, para ser utilizados con un alto grado de responsabilidad.
Un plantel educativo es un centro organizado para el desarrollo de los programas educativos, culturales y la aplicación del liderazgo social, como centro de trabajo, se ejercen acciones a través de entidades que cumplan con funciones de planificación, ejecución y evaluación; existe un nivel directivo encargado de la administración del plantel y eminentemente de la toma de decisiones; el nivel operativo está conformado por los docentes, empleados técnicos y administrativos y el sector laboral. Se apoya además en la participación de la Comunidad mediante sus legítimas organizaciones, pudiendo determinarse de manera gráfica la siguiente estructura:


Fuente: López Ordóñez, Reinaldo (2010). Nuevo Manual del Supervisor, Director y Docente. Editorial Monfort. Caracas.



La Organización Escolar, está compuesta a nivel de Talento Humano, por el Personal Docente encargado de la parte académica de la Escuela, el Personal Obrero encargado del mantenimiento de la estructura física del plantel, y el Personal Administrativo encargado del funcionamiento operativo de la institución como entidad administrativa.
Todo este personal bajo los lineamientos del cuerpo Directivo, que funciona como primera y máxima autoridad del plantel, así como supervisor nato del mismo, ejerciendo el gobierno de la institución, cuidando que las actividades del centro estén orientadas al logro de los objetivos. El Director es el representante del plantel ante el Ministerio del Poder Popular para la Educación, en su rol gerencial ejecuta los lineamientos de éste, representándolo ante la comunidad.
A partir de los cambios políticos y sociales generados desde la aprobación de la Constitución Nacional de la República Bolivariana de Venezuela en el año 1999, la Asamblea Nacional aprueba en el año 2009, una nueva Ley Orgánica de Educación (LOE), en la cual se norma la Gestión Escolar y la participación de la Comunidad en el proceso de conducción de la Escuela como parte integrante de la misma y ente activo del desarrollo económico y social del país, la misma indica textualmente:
Art. 19: El Estado, a través del órgano con competencia en el subsistema de educación básica, ejerce la orientación, la dirección estratégica y la supervisión del proceso educativo y estimula la participación comunitaria, incorporando tanto los colectivos internos de la escuela, como a diversos actores comunitarios participantes activos de la gestión escolar en las instituciones, centros y planteles educativos en lo atinente a la formación, ejecución y control de gestión educativa bajo los principios de corresponsabilidad, de acuerdo con lo establecido en la Constitución de la República y la presente Ley. (LOE, 2009).
En el citado artículo se indican las competencias del Ministerio del Poder Popular para la Educación, y del Funcionario o Funcionaria designada para representar a tal institución ante la comunidad a la cabeza del plantel, asignándosele la función de estimular la participación de los entes de la comunidad en el quehacer educativo, específicamente en la formación, ejecución y control de la gestión educativa bajo principios de corresponsabilidad. Quedan claramente delimitadas las competencias de la Comunidad en la función educativa de ésta manera:
Art. 20: La comunidad educativa es un espacio democrático, de carácter social comunitario, organizado, participativo, cooperativo, protagónico y solidario. Sus integrantes actuarán en el proceso de educación ciudadana de acuerdo con lo establecido en la Constitución de la República, leyes y demás normas que rigen el Sistema Educativo. […] (LOE, 2009)
José Gilberto Graffe (2002), en su artículo Gestión Educativa para la transformación de la escuela, publicado en la Revista de Pedagogía de la Universidad Central de Venezuela; define la Gerencia Educativa como el conjunto de pasos sistematizados en procesos, por medio de los cuales se conduce y se orienta la función del cuerpo docente, así como del personal administrativo dentro de la escuela, estableciéndose las armónicas y efectivas relaciones con el entorno, esto con miras a la consecución de los objetivos de la institución, con miras a ofrecer un servicio con la mayor calidad posible en miras hacia la excelencia.
La Acción Comunitaria es definida por Molina (2007) como el “proceso de articulación sociológica, política, religiosa, educativa y cultura, donde los actores asumen compromisos que desarrollan con una perspectiva integral en beneficio del colectivo”.

En la Escuela Nacional Bolivariana Conservacionista Cacique Tiuna, ubicada en la Urbanización Cacique Tiuna, altos de La Rinconada, Parroquia Coche, Municipio Libertador de Caracas, se observa la manera en cómo dos Consejos Comunales pertenecientes a la Comuna en Construcción “Cacique Tiuna” iniciaron la preselección del personal docente, administrativo y obrero de la institución antes de su fundación, bajo la rectoría y orientación del Viceministro Edgar León; demás de la Contraloría Social y supervisión permanente de la construcción de la infraestructura que alberga a la escuela.
En la actualidad, contribuye en el funcionamiento operativo de la institución escolar a pesar de que en su mayoría no son profesionales de la docencia, sus aportes están en el aprovechamiento de los espacios, apoyo al Programa de Alimentación Escolar (P.A.E.), exigir los materiales, recursos e implementos en apoyo a la Directora de la institución ante el Ministerio; como eje integracionista, la comunidad organizada ha integrado en la escuela diversos actores que hacen vida en la comunidad, tal es el caso de la Misión Ribas que recientemente comenzó a desarrollar sus actividades en el plantel a petición de la comunidad, y la Compañía de Teatro Infantil La Colmenita, que aporta la formación artística para los estudiantes.
Por ser una institución nueva, donde la mayoría de los actores pertenecen a la comunidad y bajo la rectoría del Ministerio de Educación, se hace la experimentación del Poder Popular que impulsa el gobierno, la Comunidad Organizada se convierte en un actor decisorio en su entorno para los beneficios sociales que la enriquecen, siendo un ejemplo el observado en la Escuela Bolivariana; es conveniente dejar claro que han surgido inconvenientes dentro de la misma comunidad para llegar a consensos en cada una de las decisiones, en reuniones abiertas donde participan todos sus integrantes, han decidido en función de la puesta en marcha de la escuela.
El Ministerio del Poder Popular para la Educación, asignó a cada uno de los postulados por la comunidad que reunían el perfil del cargo que optaban, siendo las demás vacantes cubiertas por la decisión directa de esta institución, entre ellas la Directora, que cumple en la cadena de mando rectoral de la educación venezolana, la representación directa del Ministerio en la entidad educativa.
En el caso de la E.N.B. “Cacique Tiuna”, el funcionamiento académico inició antes de tener la asignación de Director y Subdirector del plantel, esto quiere decir que el proceso de inscripción fue llevado a cabo por los docentes, tomando en cuenta para la inscripción, la población estudiantil reflejada en los censos hechos por los consejos comunales que la integran la comunidad como primera opción y luego los de más comunidades aledañas.
El inicio del año escolar en la E.N.B. “Cacique Tiuna”, inició con retrasos (18 de octubre de 2010) debido a la falta de dotación para el inicio de actividades, el día que empezó la actividad académica aún no tenía la asignación de Director y Subdirector, la articulación de los Consejos Comunales con su comunidad, así como los miembros hasta ese momento de la escuela como entidad educativa (docentes, personal administrativo y obrero), se unieron como un todo bajo la autorización del Ministerio para iniciar las actividades de la escuela.
Posterior al inicio escolar, fue designada la Directora de la institución, al llegar a ella se encontró que la comunidad participó directamente en la consolidación de la escuela, seleccionando su nombre, postulando al personal que laboraría en ella y además impulsando el inicio de las clases en el plantel.
Debe recordarse que la gerencia de las instituciones educativas es un proceso que atraviesa por la orientación y conducción de la labor docente y administrativa de la escuela y sus relaciones con el entorno en miras hacia la consecución de los objetivos institucionales mediante el trabajo de todos los miembros de la comunidad educativa, la cual incluye además de los trabajadores de la escuela, los estudiantes, los representantes y las demás personas que hacen vida en la comunidad, especialmente las organizaciones sociales; toda esta articulación en la búsqueda de poder ofrecer un servicio educativo de calidad en coordinación con las distintas áreas y funciones de los miembros hacia la consecución de proyectos comunes.
El proceso administrativo dentro de las organizaciones educativas es necesario que se desarrolle de manera acertada, para lo cual se requiere “la propuesta de metas y planes de acción, procedimientos flexibles, formación de equipos de trabajo, dar retroalimentación, adecuada comunicación interpersonal, mantener un sistema de recompensa y propiciar mejoras en el medio laboral”, según Bateman (2008), citado por Borjas y Vera (2008), postulado que se fundamenta en la teoría clásica organizacional de Henri Fayol y sus catorce principios. El gerente se encarga de coordinar los esfuerzos de cada uno de los actores de la comunidad educativa, la administración de los recursos, la aplicación de las políticas educativas y demás acciones que permitan la conducción del plantel.
El Director lleva el control del personal docente, administrativo y obrero, así como las relaciones de la escuela con su entorno, recalcándose que el director es el enlace de la escuela con la comunidad, con las instituciones de gobierno en materia educativa y demás instituciones y organizaciones; estas funciones determinan el perfil de competencias que debe poseer el director de un plantel educativo.
Debe poseer el gerente educacional un manejo de relaciones interpersonales, pues, éste líder representa a su vez tanto a la comunidad, como a la escuela, al Ministerio del Poder Popular para la Educación, y demás entidades, por lo cual debe motivar y estimular la participación y compromiso educativo.
La información obtenida de la interrelación con los agentes de la comunidad educativa y su entorno, se convierte el director del plantel en un estudioso de las relaciones humanas y necesariamente debe incorporarse en la articulación del diálogo entre los actores del proceso educativo, obteniendo una visión compleja de la realidad de la escuela, de los procesos pedagógicos y administrativos, facilitándose el diagnóstico y conducción de los proyectos de la escuela en su conjunto.
La Toma de Decisiones es el elemento que determina la autoridad del Director del plantel educativo, es la autoridad para iniciar planes, organizar el trabajo, encargar tareas específicas para el personal, distribuir recursos y lograr la ejecución de los planes para obtener los resultados esperados. Según Graffe, Gilberto José (2002), las principales funciones de la dirección del plantel son:
1. Representar a la escuela ante el Ministerio del Poder Popular para la Educación,
2. Dirección y Coordinación de las actividades,
3. Motorizar los órganos de dirección y consulta, motivando la participación de la comunidad,
4. Administrar y organizar al personal y los recurso asignados,
5. Asesorar a los docentes en las funciones pedagógicas,
6. Impulsar programas y proyectos de innovación y formación docente,
7. Atención y orientación a los estudiantes y representantes.

El Director del Plantel debe representar la escuela que representa, para poder satisfacer las necesidades de los actores internos o vinculados a la institución, para contribuir en la cobertura de la defensa cuantitativa y cualitativa de la educación; todo directivo debe gerenciar la escuela de manera continua con los demás actores, cumpliéndose el ciclo Planificar --> Ejecutar --> Revisar --> Actuar.
La aplicación de este ciclo es el proceso de dirección, planificación, organización, dirección, control y seguimiento de la gestión escolar, optimizándose la utilización de los recursos.
A todas las funciones tradicionales de la escuela, a partir del año 1999 han ido sumándose otras responsabilidades, en el caso de la Educación Preescolar, se agrega el nivel Maternal, en el cual se atienden niño y niñas entre los cero y tres años de edad; en el caso de las Escuelas Bolivarianas, éstas funcionan con jornada completa en un horario de ocho (08) horas de trabajo escolar, prestándose el servicio de alimentación escolar, desarrollándose actividades deportivas, artísticas y productivas; además existe el Programa de Alimentación Escolar (PAE), que busca proporcionar alimentación diaria a los estudiantes en diversas modalidades de prestación del servicio.
Las Escuelas Bolivarianas requieren la presencia del personal directivo durante toda la jornada de trabajo, dedicándole más tiempo a sus funciones, requiriéndose sus acciones para el desarrollo de actividades culturales y deportivas, las cuales pueden ser coordinadas e interrelacionadas con otras áreas académicas; en relación con el Programa de Alimentación Escolar, en algunas modalidades el Director tiene sobre sus hombros la responsabilidad de mantener operativo el servicio, así como el funcionamiento general del plantel.




Funciones y Tareas del Director:



Conviene determinar que en el Consejo Directivo se encuentran dos tipos de funcionarios, el Director y el o los Subdirectores, sólo que no se le asignan atribuciones específicas a este último, puede intuirse que el Subdirector presenta funciones similares a las del Director, en calidad de asistente de éste; cuando son dos los subdirectores, se estila asignar a uno de ellos funciones de asesoría y acompañamiento pedagógico, así como al segundo Subdirector, se le encargan los asuntos administrativos.
En la escuela, el Director es la máxima autoridad, a su vez, es el supervisor natural de la institución, correspondiéndose en su rol de presidente de la organización escolar, el cumplir y hacer cumplir las normativas aplicables en el sector educativo, impartir directrices y orientaciones pedagógicas, administrativas y disciplinarias dictadas por el Ministerio del Poder Popular para la Educación, así como la representación del plantel en todos los actos públicos y privados.
El Director es el representante del Ministerio en la escuela, para hacer cumplir las disposiciones centrales, posee funciones muy amplias, tiene de igual manera la función de supervisar en cumplimiento de las medias dictadas en los asuntos pedagógicos y administrativos; las funciones de supervisión no le son exclusivas, sino que otros funcionarios de mayor rango cumplen tales funciones.
El Programa Alimentario Escolar (PAE), es financiado por el Ministerio del Poder Popular para la Educación, quien paga los suministros de manera directa a los proveedores o las cooperativas encargadas de las compras, razón por la cual, el Director no administra de manera directa los recursos económicos de este servicio escolar, la función gerencial del Director está relacionada con la organización y vigilancia del funcionamiento del servicio, en cumplimiento con las normas dictadas por el nivel central para tales efectos.
El Director tiene fuera del plantel, compromisos con las instancias educativas superiores, los Directores debe acudir con frecuencia a instancias como Zona Educativa o Distrito Escolar, esto con la finalidad de solicitar recursos, dotación de materiales de trabajo, reparaciones de infraestructura, acuden de igual manera para asistir a reuniones de Directores y recibir instrucciones; ante estas instancias se da cuenta de las actividades realizadas, recaudos entregados, planes, informes, estadísticas.
Los planteles dependientes de las gobernaciones, alcaldías e institutos autónomos, requieren adicionalmente lineamientos de éstas entidades.
El Director parece ser el último eslabón de la cadena de mando del Ministerio del Poder Popular para la Educación, debido al tiempo que invierte en sus múltiples ocupaciones, además de los diversos lineamientos que recibe en diferentes aspectos, termina siendo muy poca la posibilidad de toma de decisiones en aspectos propiamente gerenciales como la selección, contratación y despido del personal, la administración de recursos, la realización de experiencias pedagógicas.




Acción Comunitaria del Gerente Educativo:



Molina, P.(2007), indica que “la educación es una de las dimensiones fundamentales de la reforma del estado”, esto en atención a que la educación como sistema abierto, emprende periódicamente cambios que obedecen tanto a la necesidad del espacio humano en el cual se desarrolla, como en el constante desarrollo científico del conocimiento en relación con las áreas de estudio que rodean a un área del quehacer humano, especialmente en el caso de la Educación como campo de estudio que permanentemente avanza en sus teorías y modalidades de aplicación.
La escuela dentro del proceso formativo del ser humano, tiene una gran relevancia debido a que dentro de su estructura organizativa, el primer nivel de acción es liderado por el gerente educativo, quien maneja elementos indispensables para promover las transformaciones que requiere la comunidad, desde un centro del quehacer comunitario, como lo es la escuela; los trabajadores, estudiantes y la comunidad, reunidas en éste espacio físico constituido por la escuela, son los elementos que pueden motorizan los cambios sociales necesarios en el país.
La promoción de la acción comunitaria del gerente escolar, en su rol como autor y actor, es fundamental para el éxito o no de los denominados Proyectos Educativos Integrales Comunitarios, para que éstos cumplan con su función integradora y que tengan repercusión en la comunidad.
Es importante que el gerente educativo asuma su rol protagónico en la conformación de las fuerzas de cambio dentro de la sociedad, entendiéndose que esa acción convierte al gerente en un ente que motiva el entorno que lo rodea, pues, es el líder nato de la institución que dirige.
El Director, desde hace muchos años presenta cualidades de liderazgo dentro de la comunidad en la cual se ubica el plantel educativo que preside, es el Director una figura de moralidad reconocida y en las poblaciones rurales y de difícil acceso, es uno de los actores sociales de mayor rango como parte de la comunidad, de manera que, su acción social dentro de la comunidad no es nueva, pero la inserción de la comunidad organizada dentro de las escuelas como ente asesor y operativo sí.
Istúriz, A. (2003), citado por Molina, P. (2007), resalta la urgencia en nuestros tiempos de la motivación en la participación de los padres y representantes en las actividades escolares, especialmente dentro de las Escuelas Bolivarianas, en las cuales el gerente (Director) debe mantenerse como partícipe, autor y ejecutor de acciones que generen la transformación de la las realidades sociales adversas y que faciliten la integración de la escuela y comunidad para el logro de metas que beneficien a ambas instancias; a través de la acción comunitaria del gerente educativo, se pueden alcanzar beneficios comunes a la escuela y a la comunidad, favoreciéndose el acceso de las organizaciones comunales en la toma de decisiones, diseñándose programas basados en las necesidades comunes.
El gerente educativo debe liberarse de los prejuicios partidistas, para poder lograr una verdadera integración con todas y cada una de las organizaciones que hacen vida dentro de la comunidad, independientemente de las motivaciones ideológicas que posea cada agrupación, percibiendo como buen gerente los beneficios potenciales que puedan ser obtenidos de tales colectivos; el gerente educativo debe guiar sus acciones por las competencias que conforman su perfil y lo conducen al desempeño de su rol en el cambio social y las transformaciones.
Es necesario para ejercer la acción comunitaria desde el rol del gerente educativo, que éste posea un estilo de liderazgo participativo, que se conciba como un líder transformacional y que asuma como su compromiso de vida la institución y la comunidad, ello para poder ser aplicado en la toma de decisiones en relación con la problemática comunitaria (que siempre afectan directamente al plantel); es necesario que esté ávido de conocimiento, nutriéndose de las herramientas teóricas y metodológicas para el desarrollo comunal, vinculándose sus dotes de líder con el conocimiento teórico e instrumental para intervenir en las situaciones sociales.





CONCLUSIONES:

El Gerente Educativo o Director, tiene en sus manos la sistematización de los procesos que se dan en la organización educativa, que deben desarrollarse de manera efectiva en armonía con su entorno, en la búsqueda de la excelencia en la calidad del servicio educativo en concordancia con el ordenamiento jurídico y sobre manera la Ley Orgánica de Educación (LOE, 2009), donde se determina la estructura jerárquica de la rectoría educativa, cada Director tiene la digna responsabilidad de ejecutar, promover, estimular y orientar la participación de todos los actores dentro del quehacer educativo de una escuela.
La organización escolar está integrada por el Talento Humano, la estructura física del plantel y la entidad administrativa, con apoyo de la Comunidad Educativa como actores directos de carácter social en lo comunitario; esto permite que el Director como gerente conceptualice cada uno de los procesos que permitan educar, desarrollando así a la escuela como una organización administrativa que determine y caracterice sus funciones de enseñanza de manera interna en lo académico y estructural, utilizando para ello los programas y objetivos emanados del Ministerio del Poder Popular para la Educación, sin dejar a un lado los aspectos externos que genera la gestión y la gerencia de la institución educativa para formar a cada individuo como actor social.
Ciertamente la escuela está concebida como la unidad operativa de mayor importancia en nuestro sistema educativo, comprometida con el sentido de pertenencia y calidad del modelo educativo, ya que en ella se desarrollan programas académicos orientados a enriquecer el quehacer social, donde su gerente planifica, ejecuta y hace las evaluaciones pertinentes como su líder natural.
La Educación como sistema abierto, genera cambios constantes necesarios para su desarrollo, el gerente educativo integra cada uno de los posibles cambios a través de los Proyectos Educativos Integrales Comunitarios (P.E.I.C.), entendiendo que cumple como actor social el liderazgo nato dentro de la comunidad, ya que es partícipe, actor y ejecutor de las acciones que permiten la transformación de la realidad y que facilitan la integración de la escuela con la comunidad; esto hace que su desempeño genere cambios sociales, siempre y cuando sea participativo, asumiendo su compromiso institucional y comunitario para la toma de decisiones, tanto en lo pedagógico, administrativo y social.
La toma de decisiones del Director de un plantel es determinante como elemento de autoridad, ya que busca satisfacer las necesidades de todos los actores internos de un plantel, dentro de un ciclo que contemple la planificación, ejecución, revisión y actuación de cada uno de sus miembros, orientando la acción y participación de la escuela como un todo dentro de la comunidad que la alberga.



REFERENCIAS:



- Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela (2009). Ley Orgánica de Educación. Imprenta Nacional. Caracas.
- Bravo Jáuregui, Luís (Coordinador) y Carmen Elena Chacón (Revisora) (2004). Diccionario Latinoamericano de Educación. Universidad Central de Venezuela – Fundación Gran Mariscal de Ayacucho. Caracas.
- Borjas Urribarrí, Francisco José y Luís José Vera Guadrón (2008). Funciones Gerenciales del Director de las Escuelas Bolivarianas. Artículo Publicado en la Revista Científica Electrónica Ciencias Gerenciales. Disponible en la Página Web en Línea: http://www.revistanegotium.org.ve/11/Art4.pdf [Consulta: noviembre 18, 2010]
- Corredor, César (2000). La Gestión Escolar: Los proyectos pedagógicos y la evaluación en el contexto venezolano. Revista Acción Pedagógica. Vol. 9, Nros. 1 y 2 / 2000. Disponible en la Página Web en Línea: http://www.saber.ula.ve/bitstream/123456789/17012/1/art4_12v9.pdf [Consulta: noviembre16, 2010]
- Estévez Cedeño, Betty (2001). Gerencia y Organización Escolar: herramientas que construyen la eficacia educativa. Artículo Publicado en la Revista Espacio Abierto del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas. Disponible en la Página Web en Línea: http://www2.scielo.org.ve/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1315-00062001000400004&lng=es&nrm=iso [Consulta: noviembre 17, 2010]
- Graffe, Gilberto José (2002). Gestión Educativa para la transformación de la escuela. Artículo Publicado en la Revista de Pedagogía de la Universidad Central de Venezuela. ISSN 0798-9792. Vol. 23 Nro. 68. Caracas, septiembre de 2002.
- López Ordoñez, Reinaldo (2010). Nuevo manual del supervisor, director y docente. Caracas: Monfort.
- Martínez Urbaneja, Nohemí (2007). Diagnóstico en el Rol del Director como Gerente Educativo en la U.E.B. Juan Bautista González, Ciudad Bolívar – Estado Bolívar. Trabajo Especial de Grado para obtener el título de Especialista en Gerencia Educacional. Instituto de Mejoramiento Profesional del Magisterio. Ciudad Bolívar.
- Molina, Petra (2007). El Gerente Educativo y su Acción Comunitaria en las Escuelas Bolivarianas: Diagnóstico. Artículo publicado en la Revista Electrónica de Humanidades, Educación y Comunicación Social. Universidad Rafael Belloso Chacín. Edición N° 3 – Año 2 (2007). Disponible en la Página Web en Línea: http://www.publicaciones.urbe.edu/index.php/REDHECS/article/viewArticle/405 [Consulta: noviembre 10, 2010]
- Rodríguez, Elda María (2002). Aproximación a un modelo de Gerencia Educativa para la Tercera Etapa de Educación Básica, Media Diversificada y Profesional. Revista Investigación y Postgrado. [Online]. Disponible en la Página Web en Línea: http://www.scielo.org.ve/scielo.php?pid=S1316-00872002000100005&script=sci_arttext Abril, 2002, Vol. 17, N° 1. [Consulta: noviembre 27, 2010]
- Rodríguez, Nacarid y Mildred Meza (2006). La Dirección Escolar en Venezuela. Artículo publicado en la Revista Iberoamericana sobre Calidad, Eficacia y Cambio en Educación (REICE). Volumen 4, número 4e. Disponible en la Página Web en Línea: http://www.rinace.net/arts/vol4num4e/art10_htm.htm [Consulta: noviembre 12, 2010]
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Su opinión es importante, manifiéstela aquí por favor: